Fandom

Elder Scrolls

Revelando lo inadvertido

6.316páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Revelando lo inadvertido es la quinta misión de la linea argumental del Colegio de Hibernalia en The Elder Scrolls V: Skyrim. Se activa completando la misión anterior Buenas intenciones.

ObjetivosEditar

Habla con Mirabelle ErvineEditar

Para empezar, tienes que hablar con Mirabelle en el Colegio de Hibernalia, así que localízala para preguntarle por el Bastón de Magnus y que el archimago Savos Aren dice que lo mencionó hace poco. Después pregúntale por el Sínodo.

Encuentra las ruinas de MzulftEditar

Dirígete al punto marcado en el mapa y entra en las ruinas dwemer.

Encuentra a los investigadores del SínodoEditar

Nada más entrar te encontrarás a uno de los investigadores, el cual en su último aliento te informara sobre la situación y te dará la llave para acceder a las ruinas.

Ve al OculorioEditar

Avanza por el pasillo teniendo cuidado con una trampa en el suelo y con las Arañas enanas sin poder que te encontrarás por el camino.

En la zona de las cavernas, tienes que avanzar hasta la siguiente puerta dorada, esta vez enfrentándote a unos cuantos cauros. Tras salir de las cavernas por esa puerta, sigue avanzando hacia la marca mientras te encuentras con un nuevo enemigo, una esfera enana. A partir de aquí, ninguna “incidencia” más hasta llegar a la puerta que da a la Destilería mágica Mzulft. Una vez allí, derrota a un los Falmer y entra en la zona de las cavernas.

Unos cuantos Falmers y Cauros más por el camino y habrás llegado al Aédromo de Mzulft, en la parte más al Norte del mapa. Aquí, aunque la marca indique que vayas hacia el Oeste, ve primero al Este y en la habitación del fondo de todo, en un cofre encontrarás la “Llave del observatorio de Mzulft”, la cual es necesaria para abrir la puerta con la que te toparás en el Oeste.

Encuentra el Cristal de concentraciónEditar

Cuando te acerques a la puerta, Parato te dirá que no abrirá hasta que consigas el mencionado cristal que le robaron los Falmer. Dicho objeto se encuentra en el cuerpo de uno de las criaturas, por lo que registra los cuerpos.

Devuélvele el cristal a ParatoEditar

Una vez lo tengas vuelve con el mago, que te abrirá la puerta, permitiendo entregarle el artefacto y entrar en la sala.

Sigue a ParatoEditar

Camina junto al imperial hasta el Oculorio y mientras tanto deja que te ponga al tanto de la situación.

Coloca el cristal en el OculorioEditar

Acércate al Oculorio y actívalo colocando el cristal, a continuación actívalo desde la consola desde el piso superior.

Enfoca el OculorioEditar

-Fíjate en el techo, verás que hay 3 anillos, de color azul con franjas doradas y con unos círculos verdes

-En la parte central hay un mecanismo que emite 3 rayos láser.

-Al utilizar los hechizos de fuego/hielo en ese mecanismo, cambiarás la posición de esos láser (el fuego los moverá para un lado y el frío para otro).

<-Entonces, mueve los láser de manera que cada uno de ellos apunte a un anillo distinto.

-Ahora ve a la parte de arriba y pulsa los botones para hacer girar los anillos y que cada uno de sus círculos verdes coincida con los láser (cada botón mueve un anillo diferente.)

Habla con ParatoEditar

Sorprendido por el resultado, te contara que hay perturbaciones tanto en el Colegio de Hibernalia como en Laberintia.

Informa a Savos ArenEditar

Con todo esto, deja al mago y vuelve al Colegio y habla urgentemente con el Archimago.

Tras esto habras completado esta misión y comenzado Acto de contención .

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar