FANDOM


Lorkhan, el Dios Desaparecido,[1] es el Creador-Embaucador-Probador que aparece en todas las tradiciones mitológicas de Tamriel.[2] Es conocido como el espíritu de Nirn, el dios de todos los mortales.[3] Su nombre más popular es el aldmer Lorkhan o también LKHAN,[4] pero también se le conoce como "tambor de la perdición"[2] o "timbal de la condenación".[5] Existen multitud de denominaciones diferentes para Lorkhan, como por ejemplo Lorkhaj en Elsweyr, Sep en Páramo del Martillo, Sheor en Roca Alta, Shor en Skyrim y Shezarr en Cyrodiil.[2][6][5][7] Convenció o engañó a los espíritus originarios (et'Ada) para que se creara el plano mortal, lo cual alteró el status quo, de modo muy parecido al que su padre Padomay empleó para introducir la inestabilidad en el universo primigenio (el "Lugar del Principio").[2][5][8] Tras la materialización del mundo, comienzan a surgir mitos que afirman que Lorkhan había sido asesinado, desmembrado o separado forzosamente de su centro divino, el Corazón de Lorkhan (también conocido como el Hambre de Sep por los guardias rojos o el Corazón de Shor por los nórdicos).[2][5][9] Este evento tuvo lugar en Tamriel,[10] y suele considerarse un castigo, aunque existen leyendas que afirman que Lorkhan se sometió a este proceso voluntariamente.[2] Tras esto, fue exiliado y obligado a vagar por la creación.[2][8][11] Lorkhan es el eje del gran cisma ideológico entre las perspectivas élficas y humanas de la creación; los hombres, excepto los guardias rojos, ven este acto como compasión divina, una iluminación por la cual las criaturas menores pueden alcanzar la inmortalidad. Los elfos, con la excepción de los elfos oscuros, consideran este hecho como un cruel engaño, un truco que rompió su conexión con el plano espiritual ("la Escisión"). Es por esto que la reputación de Lorkhan difiere inmensamente entre la veneración y la execración.[2]

HistoriaEditar

La teoría del Lorkhan lunar proclama que las lunas Masser y Secunda son las dos mitades de la divinidad de Lorkhan hecha carne. Se dice que, al igual que los aedra, Lorkhan era un planeta (o plano) que formó parte de la creación, pero se partió en dos y su chispa divina cayó sobre Nirn como si fuera una estrella fugaz "para impregnarlo con la medida de su existencia y una cantidad razonable de egoísmo". Así pues, Masser y Secunda son las personificaciones de la dicotomía (la "dualidad dividida", según Arteum) reflejada en casi todas las leyendas conocidas sobre Lorkhan.[12]

La motivación final por la que Lorkhan creó Nirn y los sucesos acontecidos relacionados con su corazón difieren depende de quién relate la historia, pero la verdad es tan esquiva como la propia figura de Lorkhan.[12] Aun así, en las leyendas es casi siempre enemigo de los aldmer y, por ende, un héroe de la humanidad primigenia.[5] Algunos mitos nórdicos afirman que juró que los enanos morirían a sus manos poco antes de la misteriosa desaparición de los dwemer durante la Guerra del Primer Concilio alrededor del 700 de la Primera Era. También existen leyendas que narran como Lorkhan había recuperado su corazón brevemente para herir mortalmente a Nerevar antes de ser derrotado.[7]

Para los altmer Lorkhan (al que ellos consideran más un límite que una naturaleza) es el más impuro de todos los grandes poderes, ya que consideran que escindió para siempre su vínculo con el plano espiritual.[2][5][13][3] Sus leyendas afirman que Trinimac derrotó a Lorkhan y arrancó su corazón, pero incluso este hecho no redime la vergüenza y deshonra que supuso la Escisión por lo que creían que el llanto y las lamentaciones eran la mejor respuesta.[1] El deseo principal de muchos elfos es regresar al estado original, el reino de los espíritus, y creen que Lorkhan es el demonio que obstaculiza su camino; para ellos Nirn es una prisión, una ilusión de la que escapar. Otros, aunque reafirman que Nirn es un lugar que les produce angustia espiritual, creen que Lorkhan creó el mundo como campo de pruebas para la trascendencia; para ellos el reino de los espíritus ya era una prisión, y piensan que la verdadera evasión es ahora finalmente posible.[3]

LegadoEditar

Cuentan las leyendas que en la Reunión, Auri-El asesinó a Lorkhan en la cúspide de la Torre Adamantina. Su corazón, al ser indestructible, fue atado a una flecha la cual Auri-El hizo volar hacia el horizonte por encima del mar.[2] Al pasar por las Tierras Centrales de Cyrodiil, la sangre cristalizada de Lorkhan cayó al suelo; más adelante los ayleids la encontraron y la utilizaron para crear el Chim-el Adabal. El corazón cayó finalmente en lo que hoy se conoce como Morrowind, formando un volcán,[2] la Montaña Roja. Los dwemer lo encontraron accidentalmente en las profundidades de la tierra e intentaron utilizarlo en sus experimentaciones, hecho que se cree desembocó en su enigmática desaparición.[14]

Según los mitos de la creación chimer y orsimer, Boethiah discrepó de las mentiras predicadas por los dioses élficos sobre Lorkhan, especialmente aquellas declamadas por Trinimac. Derrotó a Trinimac y asumió su forma para contar "la verdad sobre la prueba de Lorkhan", la Verdad Triangular, y persuadió a los seguidores de Trinimac de abandonar la sociedad altmeri.[1][15] Boethiah y Mephala les enseñaron las reglas de la Senda Psijic, un proceso profetizado por Veloth y Vivec por el cual los mortales tienen la facultad de trascender a los dioses que los crearon;[2][16] esto puede ser "la verdad sobre la prueba de Lorkhan" que narran las leyendas.[5][15] Lorkhan sigue teniendo un férreo vínculo con la Senda Psijic en Morrowind.[5]

Lorkhan y Akatosh son las únicas deidades presentes en todas las teologías. Hay leyendas que cuentan que Kynareth fue el primer aedra persuadido para crear el plano mortal. A Mara se le suele considerar su esposa o concubina, y también a Kynareth (o Kyne). Se cree que Sheogorath nació cuando la chispa divina de Lorkhan se extinguió del mundo. Al igual que Lorkhan, Arkay es considerado también como "el dios de los mortales".[5] A Lorkhan se le suele relacionar a menudo con Sithis,[4] "el Vacío", venerado por los miembros de la Hermandad Oscura.

Una amplia variedad de cultos y sectas consagradas a Lorkhan han existido desde tiempos inmemoriales en Tamriel, aunque han florecido especialmente a finales de la Tercera Era, beneficiándose de un periodo de una notable agitación religiosa. Estos grupos tienen como principal objetivo difundir la llamada "paradoja dragontina" en todo el Imperio, aunque por lo general suelen ser despreciados y rechazados por los eruditos.[17][18]

Ver tambiénEditar

ReferenciasEditar