Fandom

Elder Scrolls

Leyendas de licántropos de Skyrim

6.330páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Información sobre el libro
ID 000ED042
Anterior Diario de Lu-ah
Siguiente Diario de Lymdrenn Tenvanni
Valor 20 Peso 1
Autor
Habilidad
Necesario para
Facción
Localización
H letter.pnge oído los mismos rumores que todo el mundo: que la provincia de Skyrim estaba invadida por varias formas de licantropía. Yo ya había estudiado a los hombres lobo durante cierto tiempo, y tenía curiosidad por ver si los rumores que hablaban de hombres oso tenían fundamento. Decidí acometer estas investigaciones en los cálidos meses de verano, por respeto a mi frágil complexión.

No se tarda mucho en descubrir que los aldeanos de a pie son prácticamente inútiles por estas tierras. Mientras que en Cyrodiil hasta el más joven de los muchachos puede describirte la fauna real que habita en su entorno, en Skyrim descubrí a presuntos "sabios" contando historias de unicornios y caballos alados, atribuyéndoles la misma veracidad que los hombres oso. Por ello, decidí no confiar en sus rumores. Claro que tienen tradiciones para espantar a los hombres oso (ciertas plantas y ceremonias), pero nadie puede dar fe de haber visto uno en persona o, menos aún, tener algún tipo de objeto relacionado con ellos. Todos tienen un primo o un amigo que ha visto uno, pero cuando uno sigue preguntando, esas historias se desmoronan pronto.

No quisiera descartar totalmente estas historias, pero debo concluir que tienen que haber surgido de fantasiosas variaciones de los sucedido en torno a un oso particularmente feroz, pero corriente al fin y al cabo. Las leyendas pueden cobrar vida propia, especialmente cuando hay semillas de verdad en ellas, en este caso, la amenaza bien real de los hombres lobo. Me preocupa que, al difundir historias sobre una bestia potencialmente ficticia (o cuando menos, exótica), las gentes empiecen a dar por ficticios a los hombres lobo, ignorando el peligro que suponen. Si las gentes de Skyrim deciden vivir vidas de superstición e ignorancia y gritarles a las nubes y las sombras, así sea.

Los hombres lobo de estas tierras son muy peculiares. Al menos las leyendas que hablan de ellos lo son. Dado el gusto de los nórdicos por las pruebas de valor, daba por hecho que vería pieles de hombres lobo colgadas en las murallas de las ciudades, y sus cabezas en picas. Sin embargo, pocos en la sociedad civilizada los mencionan y, a menudo, las únicas respuestas que recibía al preguntar sobre ellos eran miradas nerviosas.

Pensando que, tal vez, las gentes de a pie eran más cobardes de lo que mis conocidos nórdicos de Cyrodiil me habían hecho creer, busqué a alguien célebre por su valentía. La presuntamente intrépida banda de guerreros de Carrera Blanca, los Compañeros, se quedaron blancos al instante en cuanto les mencioné la cuestión, y me pidieron que me marchase. Tenía mejor imagen de ellos, y me decepcionó ver cuán rápidamente se ven intimidados hombres y mujeres valerosos por simples historias.

Al adentrarme en la naturaleza y alejarme de todo tipo de asentamiento, solía encontrarme con cazadores dispuestos a contarme historias sobre sus piezas. Finalmente, fue uno de ellos, un tal Karsten Puño de Martillo, quien me contó la primera (y desgraciadamente, la única) de cuantas historias verificables sobre hombres lobo haya oído en la provincia, y me mostró pieles y garras para demostrar la matanza. Cuando estaba deseoso de dar con pruebas fehacientes de la existencia de bestias semejantes en la zona, él me miró con mirada conspiratoria y comenzó a contar historias sobre una banda de cazadores de hombres lobo y de sus hazañas en la caza. Le dejé, a solas con sus ensoñaciones, y continué con mi viaje.

Al final, lamento que mi periplo por Skyrim no fuera más productivo. Si realmente es cierto que sus licántropos son distintos y más poderosos que los nuestros, podrían ser valiosos aliados en nuestro conflicto contra la llegada de hombres buitre desde Bosque Valen. Si son tan grandes y temibles como afirma mi amigo Gaelian, pronto podrían amenazar al centro de Tamriel. Cuando el siguiente verano llegue a su cénit, viajaré hasta allí para describir a esos cretinos alados, para así dar cuenta más detallada al consejo.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar