FANDOM


Las piedras guardianas son el primer y único conjunto de menhires que se encontrarán a lo largo de la aventura. Estas piedras se hallan al sur de la mina de ascua, en la Comarca de Falkreath. En total existen un máximo de trece menhires similares a estos repartidos por todo Skyrim. Aquí encontraremos tres de ellos, los cuales otorgarán interesantes habilidades que facilitarán y allanarán el camino al inicio del juego.

Es realmente recomendable activar una de estas tres piedras al comienzo (dependiendo de la clase escogida), pues mejorarán notablemente la rapidez a la que el personaje subirá de nivel.

Cada una de estas piedras otorgará un poder diferente, teniendo en cuenta que sólo se podrá tener activada una de ellas simultáneamente:

Habilidades Editar

Piedra del Guerrero Armadura pesada A una mano A dos manos Herrería Arquería Bloquear
Piedra del Ladrón Armadura ligera Elocuencia Robo Alquimia Discreción Abrir cerraduras
Piedra del Mago  Destrucción Restauración Conjuración Ilusión Alteración Encantamiento

Curiosidades Editar

  • Si logras acompañar a Hadvar o a Ralof hasta esta ubicación, estos te mostrarán y te explicarán para qué sirven estas piedras, además de realizar un breve comentario acerca de la habilidad escogida. Estas son las interacciones posibles:

- Si escoges la Piedra del Guerrero: "¡Te gusta luchar, bien! Estas estrellas te llevarán al honor y la gloria."
- Si escoges la Piedra del Ladrón: "¿Te gustar robar, eh? Nunca es demasiado tarde para tomar las riendas de tu destino, ¿sabes?"
- Si escoges la Piedra del Mago: "¿Te gusta la magia, eh? Bueno, a cada uno lo suyo. No me corresponde juzgar."

AparicionesEditar