Fandom

Elder Scrolls

La historia de Dro'Zira

6.327páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Lo que sigue es un relato oído por casualidad, tal como se lo contaba un padre khajiita a su vástago, al acampar con una de sus caravanas. He intentado transcribirlo tal como lo contó, pues los khajiitas no suelen hablar de su propia historia a los extraños. Lo cierto es que no creo que hubiera hablado en absoluto de no ser por la gran cantidad de azúcar lunar que consumió aquella noche.

Información sobre el libro
ID 000F03E3
Anterior La canción de Pelinal, Volumen VIII
Siguiente El error de Talos
Valor 11 Peso 1
Autor
Habilidad
Necesario para
Facción
Localización
T letter.pngranscripción y comentarios
V letter.pngen y calienta tu pelaje al fuego, Ma'rashirr, ¡que te voy a contar cómo nuestro Dro'Zira llegó a ser el más grande de todos los khajiitas! (Nota de la transcriptora: doy por hecho en este caso que Dro'Zira debe de ser un honrado ancestro)

Los antiguos khajiitas oyeron el gran rugido de Alkosh, el Gran Gato Rey del Tiempo (N. de la t.: conocido como Akatosh en el Imperio, y como Alduin en Skyrim) y corrieron hacia su Voz. En tres días habían cruzado todo Tamriel, sin descansar ni siquiera por el azúcar lunar, tal era la velocidad de los khajiitas por aquel entonces.

Se unieron con el orgullo de Alkosh y fueron sus más fuertes guerreros. Lorkhaj, (N. de la t.: Shor para los nórdicos) sin embargo, eligió conceder su rugido a los Ra'Wulfharth para molestar a los guerreros khajiitas, pues tenía celos de su devoción por Alkosh.

Al ver la ferocidad de los guerreros khajiitas, Ra'Wulfharth no tenía ganas de acabar con sus vidas. Mediante el rugido que Lorkhaj le había concedido, habló con Masser y Secunda para que se mostrasen completamente en el cielo. Los guerreros khajiitas se convirtieron en senche, pero Lorkhaj los despojó de toda razón.

Cuando Ra'Wulfharth regresó para hundir sus colmillos en la Montaña Roja, llamó a su gente para que lo ayudara. Dro'Zira era el único entre los "rhojiitas" que aún recordaba, y así fue el único que respondió a su llamada.

Pero estos bardos nórdicos son unos (improperio borrado) y no quieren cantar acerca de cómo el gran Rey de las Cenizas cabalgó sobre Dro'Zira para subir a la Montaña Roja y golpear en el mismo corazón de los dunmer. Nunca se menciona cómo Dro'Zira se abalanzó sobre Dumalacath, el enano-orco, cuando tenía su espada sobre la garganta del Rey de las Cenizas impidiéndole hablar.

¡Ni cantan sobre cómo Lorkhaj trajo de vuelta a Dro'Zira de las tierras de Sheggorath por su valentía y por salvar al Rey de las Cenizas! Por eso, cuando encuentres a un bardo que hable mal de los khajiitas, no te olvides de dejarle una garra de hierro en la espalda para recordarle quién salvó Skyrim.

En cuanto al resto de los "rhojiitas", se volvieron pequeños y perdieron toda su astucia, y por eso no deberías dudar en acabar con ellos cuando se acerquen a los carromatos. Eso fue lo que me dijo mi padre, y eso es lo que te digo yo a ti.

Ahora, sé un buen cachorro y tráeme más azúcar lunar para estos pastelitos dulces.

La mayor parte de esta historia me pareció poco más que una fanfarronada, pero ciertos hechos parecen coincidir con lo que creemos que es la verdad que se oculta tras las leyendas. Esto plantea preguntas sobre por qué no sabemos más sobre la historia de los khajiitas, y qué papel pueden haber desempeñado que no aparezca en nuestros libros de historia.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar