Fandom

Elder Scrolls

La canción de Pelinal, Volumen IV

6.316páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Nota del editor: los volúmenes del I al VI se han extraído del llamado Manuscrito Reman de la Biblioteca Imperial. Se trata de una transcripción de fragmentos antiguos recopilados por un erudito anónimo de principios de la Segunda Era. Poco más se sabe sobre el origen de estos fragmentos, algunos de los cuales parecen ser del mismo periodo (quizá incluso del mismo manuscrito). Sin embargo, al no haber consenso entre los expertos sobre la fecha original de estos seis fragmentos, no se dará ninguna opinión al respecto.

Información sobre el libro
ID 0001AF8D
Anterior La canción de Pelinal, Volumen III
Siguiente La canción de Pelinal, Volumen V
Valor 5 Peso 1
Autor
Habilidad
Necesario para
Facción
Localización · Ilinalta's Deep, en un estante en la sala del sudeste.
· Justo fuera de la tumba de Hillgrund.
S letter.pngobre sus actos
P letter.pngelinal ahuyentó a los ejércitos de hechiceros más allá del territorio del Niben, reclamando las tierras orientales para la rebelión de Paravania. Kyne tuvo que enviar su lluvia para limpiar la sangre de las aldeas y fuertes que ya no enarbolaban los estandartes ayleid, para que los ejércitos de los hombres pudieran acampar en ellos conforme iban avanzando. ...[y] abrió las puertas de los prisioneros de Vahtacen con la Reina de los Esclavos a lomos de Morihaus el alado sobrevolándoles. Fue entonces cuando los hombres la llamaron Al-Esh por primera vez. Entró por la puerta de... para conseguir las manos de las Mil Fuerzas de Sedor (una tribu ahora desconocida, pero famosa en aquellos días), que los ayleid habían robado durante la noche. Dos mil manos que trajo de vuelta en un carro fabricado con huesos de demonios y cuyas ruedas chirriaban como el corazón herido de una mujer... [texto perdido]... [Y después] la primera matanza que consolidó las posesiones del norte de los hombres de kreath. Con su pelo blanco teñido de rojo por la sangre de los elfos, se detuvo en el puente de Heldon, donde los halconeros de Perrif habían partido en busca de los nórdicos. Allí, le dijeron que Shor había vuelto, y su primera reacción fue escupir a los pies de los halconeros por profanar tal nombre. Aun así, los condujo a las tierras interiores de occidente para acorralar a los ayleid, en dirección a la Torre Blanca y Dorada. Su círculo se estrechaba lentamente y los enemigos que quedaban atrapados no lograban entender el poder de la repentina libertad del hombre y la furia que había desencadenado. Su maza aplastó a las águilas trueno que Umaril envió contra los ejércitos de la rebelión al este y al sur. Trajo a Morihaus, el Aliento de Kyne, ante Zuathas el Curandero, un nede con nombre keptu, que sanó al Toro abatido por los picotazos de las aves. Y, por supuesto, el Consejo de los Esquifes, donde todos los ejércitos de Paravania y los nórdicos mostraron sus recelos ante el asalto a la Torre Blanca y Dorada, tanto, que la propia Al-Esh recomendó retrasar la lucha. Pelinal entró en cólera, soltó una retahíla de insultos contra Umaril, llamó cobardes a los que estaban a su alrededor y partió solo hacia la torre, una vez más sin medir las consecuencias de sus actos.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar