FANDOM



C letteronsejos de la conjuradora más prestigiosa de Bosque Valen
S letterin lugar a dudas, habrás oído muchas historias sobre mis aventuras. Historias que pasan de provincia a provincia y dejan a todo Tamriel perplejo por mis hazañas y pericia mágica. Estoy segura de que, en más de una ocasión habrás pensado: "ojalá tuviera la pericia de Aramril. ¡Así yo también podría alcanzar la fama y la fortuna en duelos mágicos!".

Por supuesto, las historias son ciertas. A aquellos que tengan éxito les aguarda una gran fama y riquezas ilimitadas. Pero para alcanzar el éxito, hay que aprender de los mejores. Por eso has comprado este libro, para que te enseñe. Y yo, por supuesto, soy la mejor.

Así pues, aquí tienes mis consejos. Síguelos y así tú también podrás labrarte una reputación en todo Tamriel.


1. Conocer a tu adversario es conocer sus debilidades.

Un buen mago siempre cuenta con una amplia variedad de hechizos a su disposición, algo infinitamente más versátil que una simple hoja de acero. Más aún, un mago siempre sabe cuál es el momento de usarlos. Sabe que los hechizos de escarcha pueden detener a una bestia a la carrera e impedir que un bárbaro salvaje nos rebane con su espada. Sabe que los hechizos de descarga pueden drenar la magia de su rival y que los hechizos de ilusión pueden enfrentar a varios enemigos entre sí (de encontrarse en una lucha muy desigual, algo bastante frecuente cuando sus oponentes no pueden ganar en duelo singular), y que siempre hay hechizos que pueden salvarte cuando todo parece perdido.

2. Conocerte a ti mismo es conocer tus limitaciones.

Hasta el mejor de los magos tiene una reserva de magia limitada; no ha nacido aún nadie que haya gozado de las infinitas reservas de poder de Magnus. Por ello, un buen mago nunca se fuerza más allá de sus límites y se asegura de que tiene magia suficiente para estar a salvo. En caso de flaquear, un buen mago debe asegurarse de que cuenta con pociones en abundancia y a punto. De no tenerlas, deberá asegurarse de que tiene una vía de escape. La gran Aramril no ha huido jamás, pero es probable que no goces de sus excelentes dones naturales. Por eso debes practicar.

3. Las custodias pueden costar vidas (incluida la tuya).

No cabe duda de que las custodias son una herramienta fundamental para cualquier mago en ciernes. Las custodias pueden bloquear hechizos, negar los ataques de tu rival y mermar su reserva de magia. Sin embargo, todo buen mago sabe que no ha de confiar demasiado en sus custodias. Mantener una guardia durante demasiado tiempo te dejará sin magia, incapaz de contraatacar y, peor aún, sin posibilidad de mantener tu custodia. Es decir, completamente indefenso.

4. Dos manos no son siempre mejor que una sola.

Cualquier conjurador con cierta experiencia ha aprendido a conjurar usando ambas manos, para así infligir más daño. Hay ocasiones en las que esto puede ser ventajoso, como cuando el rival está debilitado, y también puede causar mayor emoción entre el público que, sin duda, se habrá reunido para contemplarte. Sin embargo, no siempre es la mejor estrategia. Los hechizos de concentración, por ejemplo, se pueden usar en el suelo contra rivales muy ágiles. En ese caso, si usas ambas manos de forma independiente, podrás cubrir más terreno. Un mago que lanza bolas de fuego con las dos manos no podrá conjurar una custodia para defenderse, ni curarse mientras ataca.

5. Acepta siempre el desafío, especialmente si sabes que puedes ganar.

Recuerda ante todo que tu principal prioridad es, por supuesto, salir con vida. La siguiente, sin embargo, es la obligación de agradar al público. Al fin y al cabo, dependes de su generosidad para seguir tus aventuras. En estas situaciones hay más factores, más allá de la magia. Si tienes cierto conocimiento de las aptitudes de tu rival antes de comenzar el duelo, podrás abordarlo con más confianza. Saber que superas a tu rival es muy importante, ya que te permitirá tener más confianza y dar un mejor espectáculo a tu público. Del mismo modo, si sabes que hay muchas probabilidades de perder un duelo, tienes la oportunidad de recordar que tienes asuntos que atender en otro sitio, y así evitar el evento. (En modo alguno quiere decirse que yo haya hecho semejante cosa. Simplemente, hay ocasiones en las que mi gran fama me ha impedido responder a todos los duelos que me han planteado).

Ten presentes estos consejos, mantente siempre alerta y así tú también podrás labrarte una reputación ofreciendo increíbles muestras de tu pericia mágica. Sin embargo, ve con cuidado: ¡si alcanzases demasiado éxito podrías encontrarte con que te desafío a un duelo!

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar