Fandom

Elder Scrolls

El Adabal-a

6.319páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Nota del editor: popularmente, siempre se ha considerado que el Adabal-a eran las memorias de Morihaus, el consorte de Alessia, la Reina de los esclavos. Si bien esta presunción no puede llegar a probarse, sí que es cierto que se trata de uno de los manuscritos más antiguos de la Primera Era que ha llegado hasta nuestros días.

Información sobre el libro
ID 0001AF94
Anterior Los "locos" de la Cuenca
Siguiente La dicotomía Alduin-Akatosh
Valor 25 Peso 1
Autor
Habilidad
Necesario para
Facción
Localización


L letter.pngA MUERTE DE PELINAL
E letter.pngn la sala del trono de la Torre Blanca y Dorada, Morihaus, semidiós amante de Al-Esh, encontró la cabeza de Pelinal sobre un charco de sangre. De los labios de Pelinal brotaron las siguientes palabras: "Nuestros enemigos me han desmembrado y han escondido las distintas partes de mi cuerpo en lugares dispares. Los ayleid, ridiculizando nuestra sagrada empresa, me han escindido en ocho partes, obsesionados como están por ese número".

Morihaus, confundido y dejando escapar un bramido le dijo: "Tus cruzados siguieron sus consejos, Descarga Blanca, pero yo soy un toro y como tal temerario. Si has dejado a algún prisionero con vida, me encargaré de que sufra. Tío, tu sangre es gloriosa y regresarás como un animal taimado o como luz purificadora. Cyrod aún es nuestro".

Y Pelinal habló entonces por última vez: "¡Cuidado, Morihaus! ¡Cuidado! Con la premonición de la muerte, sé ahora que mi enemigo aún vive, amargo conocimiento que llevar a mi tumba. Mejor hubiera muerto creyéndome victorioso. Aunque fue arrojado más allá de las puertas de la noche, regresará. ¡Estad alerta! Ya no puedo proteger a las huestes de los hombres del desquite de Umaril".


L letter.pngA JOVEN ALESSIA DURANTE LOS AÑOS DE ESCLAVITUD
S letter.pnge desconoce de qué tribu proviene Perrif, aunque creció en Sard, es decir Sardarvar Leed, donde los ayleid apiñaban a hombres de todas partes del Niben como si fueran ganado: kothri, nede, al-gemha, hombres de kreath más tarde se supo que éstos provenían del norte, keptu, hombres de ge que fueron aniquilados posteriormente cuando Nilichi, el Rey de las flores, hizo un gran sacrificio a un dios insecto llamado [ilegible], al-hared, hombres de ket y muchos otros. Pero esto era Cyrod, el corazón del Imperio saliache, donde los hombres no conocían la libertad, no podían vivir en familia ni elegir su nombre, al menos públicamente, y, por tanto, estas denominaciones eran poco menos que irrelevantes para sus extraños amos. Los hombres eran utilizados para levantar las piedras, drenar los campos y cuidar de los templos y los caminos, o bien pasaban a formar parte de terroríficas obras de arte cuya temática era la tortura, como las ruedas aullantes de Vindasel, los jardines de vísceras de Sercen o las esculturas de carne de esclavos que abundaban en tiempos de los ayleid. Su destino podía ser incluso peor, como en los dominios de Hadhuul, el Rey del fuego, donde les suministraban una mezcla de drogas daédricas que, al inhalarse, provocaban visiones horripilantes o donde se prendía fuego a los niños como simple diversión nocturna.


M letter.pngORIHAUS EXPLICA LOS NOMBRES DE ALESSIA
Y letter.png entonces Morihaus les dijo: "En vuestras historias son muchos los nombres que le dais: Al-Esh, cuando os dejó sobrecogidos y que traducido suena algo redundante ("la alta alta"), y que después se derivaría en Aleshut, Esha y Alessia. También la conocisteis como Paravant, cuando fue coronada ("la primera de su estirpe"), palabra con que los dioses querían destacar su valentía y su majestuosidad, muerte, misión y curación. De ahí provienen Paraval, Pevesh, Perrethu y Perrif, así como el nombre que yo le daba cuando fuimos amantes: Paravania".

"Aunque me fue arrebatada, brilla aún con la luz de las estrellas, primera emperatriz, señora de los cielos, reina de Cyrod".

Y marcharon tras estimar que era la respuesta a sus preguntas.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar