FANDOM


DaedraEmerge

Un daedra emergiendo del plano de Oblivion.

Los Daedra son seres sobrenaturales que aparecen en la saga de videojuegos The Elder Scrolls. Habitan en los planos de Oblivion (una dimensión paralela a Nirn), pero también son conocidos por los habitantes de Nirn, donde son temidos por algunos y adorados por otros. Los Daedra son físicamente muy diversos, y van desde la forma humanoide a la bestial. En ocasiones están vinculados al alma de las armas y las armaduras. A pesar de que pueden ser asesinados por el jugador, se consideran inmortales, pues su alma resucita de nuevo en el plano de Oblivion aunque su cuerpo físico sea destruido.


DescripciónEditar

Según los Elder Scrolls, el término "Daedra" es de origen Aldmer, su traducción literal es "no son nuestros ancestros" por contraposición a Aedra - "ancestro". Aunque la forma singular de la palabra es técnicamente Daedroth, se ha convertido en práctica común para referirse a estos seres, tanto en singular como en plural, simplemente como Daedra. Son considerados como criaturas maléficas y demoníacas, pero esto no significa que la mayoría de los príncipes daédricos de Oblivion sean malvados. Tienen un enorme poder destructivo y con frecuencia se les asocia con la muerte, la ruina y el caos.

La forma física (o cuerpo) de un Daedra puede ser destruida, pero no se le puede dar por muerto, ya que su alma vuelve a su plano de Oblivion. Sin embargo, debido a los actos destructivos de algunos príncipes daédricos, estos han llegado a ser considerados como seres malignos por la mayoría de la población de Tamriel. Aun así algunos humanos los ven como simplemente entidades de cambio. Los seres humanos que rinden culto a los príncipes daedra son comúnmente mal vistos, debido a su comportamiento inmoral.

Un hecho interesante que explica, probablemente, las ambiciones de Mehrunes Dagon para conquistar Tamriel (aparte del hecho de que la ambición en sí es parte de su esfera de gobierno), es que, según la tradición en los Elder Scrolls, un espíritu daedra no puede morir. En otras palabras, Mehrunes Dagon no puede realizar los actos que son relacionados a su nombre, "El Príncipe de la Destrucción". No importa cuán grandes sean las cosas que destruya el Señor de la Destrucción, no puede destruir el olvido, como se describe en "Espíritus de los Daedra". Lo contrario que sucede a los habitantes de Tamriel, donde si alguien muere, por lo general queda en ese estado y rara vez "vuelve".

Presencia en Tamriel Editar

Desde los inicios, por definición, no forman parte de la creación de Nirn y son verdadera y completamente ajenos a este mundo. Los daedra que habitan en los otros diversos planos de la existencia, conocidos colectivamente como Oblivion, no pueden interactuar directamente con el plano mortal, aunque hay algunas raras excepciones. Debido a esto normalmente sólo aparecen cuando son invocados por un mago, y sólo están presentes siempre y cuando el mago pueda mantener su presencia.

Se cree que para matar a una criatura daedra debe hacerse en su plano natal y así destruirlo permanentemente; pero esta hipótesis es difícil de probar, ya que los mortales tienen problemas para llegar al plano de Oblivion. 

Su presencia en Nirn se hizo posible durante la Crisis de Oblivion a finales de la Tercera Era, cuando los seguidores de Mehrunes Dagon mataron a todos los Septims (y Sangres de Dragón) que había en Tamriel, rompiendo así la barrera entre Oblivion y Tamriel.

Daedra mayoresEditar

También llamados Príncipes daedra:

  • Azura: Dama del crepúsculo.
  • Boethiah: Señor/Dama de las conspiraciones.
  • Clavicus Vile: Señor de los deseos y los trucos sucios.
  • Hermaeus Mora: Señor del destino, recuerdos y conocimientos.
  • Hircine: Cazador de los príncipes y señor de los hombres-bestia.
  • Jyggalag (Anteriormente): Señor del orden convertido en Sheogorath, que es el actual señor de la locura, la manía y demencia.
  • Malacath: Señor del ostracismo.
  • Mehrunes Dagon: Señor de la destrucción y la revolución.
  • Mephala: Dama de los susurros.
  • Meridia: Dama de la vida y de la luz infinita.
  • Molag Bal: Señor del dominio, la esclavización de los mortales y del cambio.
  • Namira: Dama de la putrefacción y lo desagradable.
  • Nocturnal: Dama de la noche, la oscuridad y la suerte. Protectora de los ladrones.
  • Peryite: Señor de la pestilencia y del orden en la casa.
  • Sanguine: Señor de las bromas y los engaños.
  • Vaermina: Dama de los sueños y las pesadillas.

Daedra menores Editar

En los Elder Scrolls, los Daedra tienen muchas formas diferentes. Los más importantes son los Príncipes daedra, que son espíritus poderosos. También hay "daedra inferiores", que son los seres que no están dotados con tanto poder. Algunos tienen aspecto humanoide, caracterizados por usar armaduras o túnicas según sea el caso, así como por su tono de piel y sus cuernos. Su naturaleza, así como su rol en el plano de los mortales, no son definidos en su totalidad. Algunos tipos:

  • Diablillo: Son una especia humanos pequeños y encorvados, de piel roja, orejas puntiagudas, pequeñas y filosas garras y colmillos. Por lo general atacan con bolas de fuego y luego pasan al combate cuerpo a cuerpo.
  • Clannfear: son algo así como dinosaurios pequeños, de piel escamosa y verdosa, cráneo alargado y de fuerza devastadora para su pequeño cuerpo. Atacan únicamente cuerpo a cuerpo.
  • Atronach: Hay 3 variantes muy diferente entre si:
    • De fuego: son como mujeres en llamas, protegidas por una débil armadura. Son la variante más de débil.
    • De escarcha: Son grandes y fuertes, de hielo sólido. Son la variante media.
    • De tormenta: Son grandes, compuestos de rocas con un aura de rayos eléctricos, muy duros y fuertes. Son la variante más poderosa.
  • Arañas Daedra: De la cintura para arriba parecen hermosas mujeres, pero de la cintura para abajo son gigantescas y espantosas arañas. Por lo general invocan una pequeña cría que puede resultar difícil de golpear y además, si se acerca lo suficiente, puede paralizar al oponente.
  • Daedroth: Son gigantescas y horrorosas criaturas, de piel verdosa y escamosa, tienen garras muy largas y colmillos grandes y afilados. Son como reptiles con cabeza de cocodrilo, muy duros y fuertes.
  • Dremora: Son los enemigos daédricos más inteligentes, similares a humanos, pero de piel roja y en parte negra. Ellos utilizan armas y armaduras, pero varían mucho dependiendo del nivel del protagonista.

Personalidad Editar

Los daedra en general parecen ver a los mortales como poco más que distracciones menores, dando algunos aplausos cada vez que un ser mortal supera sus expectativas. No obstante se interesan por sus fieles en cierta forma, teniendo en cuenta que el pensamiento de un Daedra respecto a ellos es que algunos son sirvientes valiosos. Los Daedra se ven a sí mismos como una forma de vida superior y sienten por lo general que no tienen necesidad de ninguna alianza o tregua con cualquiera de las razas mortales de Nirn.

Algunos daedra pueden ser convocados, sin embargo, hay una creencia popular de que al hacerlo le encomendarán al invocador una misión o tarea que cumplir y que al finalizar esta misión el que la lleva a cabo será recompensado con creces. Generalmente estas tareas son realizadas para el entretenimiento de los daedra, pero esto no siempre es así Eso afirma, por ejemplo, Morian Zenas, autor de El Olvido, afirma que él fue capaz de convocar con éxito y hablar con daedras sin que se le pidiese ninguna tarea o misión.