Fandom

Elder Scrolls

Amuleto de reyes (Libro)

6.326páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión4 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Para el objeto presente en The Elder Scrolls IV: Oblivion, ver Amuleto de Reyes (Objeto)
Información sobre el libro
ID 0001ACE1
Anterior La dicotomía Alduin-Akatosh
Siguiente El ayudante del aprendiz
Valor 6 Peso 1
Autor Wenengrus Monhona
Habilidad
Necesario para
Facción
Localización Fosa de Ilinalta, en un estante en la sala oriental.
Prisión de Fuerte Amol, en los estantes a la izquierda de la entrada.
E letter.pngn los inicios de la Primera Era, una poderosa raza de elfos conocida con el nombre de ayleid, o altos elfos de las tierras centrales, gobernaba el corazón de Tamriel con mano de hierro. Los altivos ayleid conseguían de sus patrones, los traicioneros daedra, ejércitos formados por espíritus de muertos y seres daédricos. Con estas tropas mágicas, que a nada temían, los ayleid dieron caza a las jóvenes razas de los hombres, masacrándolos y esclavizándolos a su antojo.

Para aliviar el sufrimiento de la raza humana, santa Alessia, fundadora del linaje cyrodílico, pidió ayuda a Akatosh, dios dragón del tiempo y monarca de los aedra. Akatosh se apiadó de la precaria situación de los hombres y extrajo un poco de sangre de su propio corazón que ofreció a Alessia. También selló un pacto con ella: mientras las generaciones posteriores fueran fieles a la sangre de dragón, Akatosh intentaría mantener cerradas las puertas de Oblivion y negar la entrada a los ejércitos de daedra y no muertos para que no se unieran a sus enemigos, los ayleid, queridos por los daedra.

A cambio, le entregó a Alessia y a sus descendientes el Amuleto de reyes y el Fuego de dragón eterno de la Ciudad Imperial. La primera gema del Amuleto de reyes cyrodílico representa a Alessia: un diamante rojo justo en el centro, símbolo del imperio que más tarde pasaría a representar a la familia real de los Septim. El diamante está rodeado por otras ocho gemas, que encarnan a las demás divinidades.

Mientras el Imperio mantenga el culto a Akatosh y a los suyos, los herederos de Alessia conservarán el amuleto y nada tendrán que temer de las devastadoras hordas de los señores daedra, ya que Akatosh y su cohorte se encargarán de guardar las puertas entre Tamriel y Oblivion.

Si el Imperio faltase a su promesa y dejara de venerar a los Nueve divinos, o bien si la descendencia de Alessia viera su fin, las barreras entre Tamriel y los reinos daédricos se desplomarían, y sus adoradores podrían invocar a daedra menores y a espíritus de no muertos para hostigar a las razas humanas.

Ver también

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar